Joven baleado en Eldorado: El sobrino de Federico confesó que disparó el arma

Facundo C., el joven de 20 años detenido por la muerte de Federico Segovia (20), baleado en la cabeza el viernes pasado en Eldorado, fue indagado ayer por el juez de Instrucción Uno, Roberto Saldaña. Trascendió que admitió lo que hasta el momento ha sido la principal hipótesis de los investigadores: que él hirió de muerte accidentalmente a su tío en medio de un enfrentamiento con otro grupo de jóvenes.
Desde el fin de semana, con el decomiso de un revólver calibre 22, que estaba en poder de un amigo de Facundo, a quien este pidió que se lo guardara, el camino hacia la verdad empezó a despejarse. Federico había sido baleado por alguien que estaba con él en el auto, puntualmente por su sobrino.
Edgardo O. (20) también fue detenido como sospechoso. Era amigo de la víctima. Él, en su indagatoria, también apuntó contra Facundo.
El sobrino de la víctima se mostró profundamente afectado por lo que pasó. Asumió la responsabilidad en el hecho. Su declaración se extendió hasta el mediodía.
El joven está alojado en la comisaría seccional Tercera. Su abogado, Germán Chemes, ya solicitó la excarcelación, argumentando que el imputado colaboró con la investigación.
En su testimonio ante juez Saldaña, el sobrino de Federico sostuvo que cuando apareció otro muchacho y los agrede, él agarró el arma calibre 22 y disparó al aire como para ahuyentar, pero su poca experiencia lo llevó a cometer este error fatal que le ocasionó la muerte a su tío.
Aclaró que no tenía intención de dispararle a nadie, sino que lo hizo únicamente para intimidar.
Federico, quien recibió el impacto letal en la nuca, fue sepultado el miércoles a la mañana en el cementerio La Piedad de la Capital del Trabajo.